AUTOR DE CÓNDORES NO ENTIERRAN TODOS LOS DÍAS

Biografía

El mayor de otros cinco hermanos, Martha, Esneda, Fabio, Jorge y Margarita en el hogar formado por María Gardeazábal Rodríguez y Evergisto Álvarez Restrepo. Completó sus estudios básicos en el Colegio de las Madres Franciscanas y luego con los Padres Salesianos en Tuluá donde se graduó como bachiller.

Hizo estudios de pregrado en la Pontificia Universidad Bolivariana de Medellín en la carrera de Ingeniería Química que luego abandonó. En 1964 cursó un trimestre en St. Michael's College en VermontEstados Unidos con énfasis en el idioma inglés, para luego matricularse en la Facultad de Letras e Historia en la Universidad del Valle donde obtuvo su licenciatura el 19 de junio de 1970 con la tesis "La novela de la violencia en Colombia", bajo la tutoría de William Langford, profesor de la Universidad de Notre Dame en Indiana.2

Luego de graduarse, enseñó literatura por dos años en la Universidad de Nariño en Torobajo y entre 1972 hasta 1980 en la Universidad del Valle. Viviendo en Nariño, escribe su obra más reconocida y estudiada internacionalmente "Cóndores no entierran todos los días", que recibió el elogio del Nobel guatemalteco Miguel Ángel Asturias y de intelectuales como James D. Brown y Jacques Gilard.

 

RESUMEN DE CÓNDORES

Esta historia transcurre en Tuluá, Valle del Cauca, entre 1946. El país es dirigido por un gobierno liberal. León María Lozano, es un militante conservador en un pueblo de mayoría liberal, por esta razón es aislado por la mayoría de los habitantes; con la excepción de sus simpatizantes en el partido y por Doña Gertrudis Potes, importante militante liberal en el pueblo. La historia comienza en la Catedral, mientras León María Lozano y Gertrudis Potes asisten al sermón del párroco, quien constantemente sataniza a los liberales y martiriza a los conservadores de distintos episodios de la historia colombiana; el primero fue la masacre de la Resolana donde se extermina a una familia conservadora. Gertrudis evidencia esta verdad mientras habla con Don Julio; un partidario conservador. Al salir de la iglesia León María se acerca a Doña Gertrudis para pedirle su ayuda en la búsqueda de un trabajo. Cuando trabajaba como vendedor de libros, León María Lozano, padece uno de sus ataques de asma (que se repiten a lo largo de la película); es tras este ataque, que León María Lozano confiesa su mayor miedo: Morir en la calle, solo, rodeado de desconocidos y sin su familia.